Martes, Julio 16
Shadow

Gabriela Oviedo: “No tener amor propio nos convierte en blanco de abusos y sufrimiento”

Gabriela Oviedo Serrate (40) es uno de los rostros más importantes de la televisión boliviana; ingeniera en Marketing y Publicidad, Miss Bolivia Universo 2003, presentadora de noticias con más de 16 años de experiencia y, desde 2021, escritora.

La pandemia y el deseo de “contrarrestar” la negatividad que generó la animó a abrir su alma a sus seguidores de las redes sociales y compartir un proceso que cambió su vida: la recuperación del amor propio.

La retroalimentación con el público después le dio el empujón que le faltaba para animarse a publicar un libro: ‘No es suerte, es amor propio’, obra que también dedica a alguien que, desde otro plano, la inspira a seguir evolucionando.

¿Qué transmite No es suerte, es amor propio?

La frase que elegí por título busca expresar de manera clara, concisa y precisa el mensaje que promueve el libro en cada página: el empoderamiento y la superación personal. Una de las lecciones más importantes que comparto es que las circunstancias actuales no definen el resto de nuestras vidas, eso lo decidimos día a día con cada acción. El libro promueve la premisa de que si cultivamos el amor propio lograremos retomar el poder que le dejamos al azar, asumiremos la responsabilidad de comprometernos con nosotros mismos, el crecimiento y objetivos para así ir forjando el futuro que soñamos. Si bien no todo lo que pasa en la vida está bajo nuestro control, cómo reaccionamos y decidimos superarlo, sí lo está.

_¿Qué lo inspiró?
Anécdotas y lecciones personales aprendidas en diferentes etapas que pueden aplicarse a la vida de cada lectora. Es un libro de autoayuda, de superación personal, también contiene los conceptos y pasos que sugiere la sicología moderna para superar cualquier situación que nos toque enfrentar. Escribirlo implicó mucha introspección e investigación sobre cada uno de los ejes temáticos de los capítulos.

_Fuiste elegida la mujer más bella de Bolivia, sos una profesional exitosa, ¿en algún momento tuviste baja autoestima?
Hasta hace algunos años, batallé con la falta de autoestima, que no me permitía confiar en mis capacidades, me criticaba y me cortaba las alas. El miedo dominaba mis decisiones y me impedía avanzar. Había períodos en los que las cosas mejoraban, pero no tenía el nivel de madurez emocional que se requiere para que los eventos que escapan de nuestro control
no me afecten o para que los comentarios y acciones malintencionadas no me arrebaten las ganas de seguir intentando. Fue un viaje con muchos altibajos que ahora quiero compartir con las lectoras para que puedan identificarse e inspirarse a seguir adelante y no se dejen convencer nunca por esa voz interior que constantemente nos advierte sobre todo lo malo
que puede pasar.

_¿Qué más sucede cuando alguien no siente amor propio?
Nos acomodamos en el papel de víctimas creyendo que es la vida que nos tocó y que no podemos hacer nada para cambiarla. No tener amor propio nos convierte en el blanco de todo tipo de abusos y sufrimiento: bullying, suicidio, agresiones físicas, sexuales, incluso feminicidios. Si bien no somos culpables de encontrarnos en una situación así, sí somos responsables de salir de ella. Y el primer paso para hacerlo es cultivando y
fortaleciendo nuestra autoestima. 

_¿Qué origina que se pierda o se debilite el amor propio?
Son varios factores: ausencia de los padres durante la niñez, influencias negativas en la adolescencia, personas tóxicas en la juventud, no recibir amor y respeto de quienes se supone deben amarte y respetarte (padres y pareja), normalización de la violencia familiar, entre otras causantes.

_¿Qué proponés para mejorar nuestra autoestima ?
Lean el libro y sigan los consejos que comparto en cada capítulo. A propósito, también creé un Calendario de Amor Propio para ayudar a las personas de manera práctica en la aplicación de los conocimientos adquiridos en el libro. Mediante esta nueva herramienta propongo retos diarios con el objetivo de que, eventualmente, con la repetición, estos se transformen en hábitos positivos que ayuden a reforzar la autoestima.

_¿Cómo ves el tema del amor propio en las bolivianas?
De a poco, el tema se maneja más abiertamente dentro de las familias y las escuelas. Antes no era un concepto conocido, mucho menos se reconocía su importancia y hasta se confundía con vanidad y egocentrismo. Hoy es un tema que se discute con mayor propiedad y naturalidad; sin embargo, aún hay mucho por avanzar. Lamentablemente, el machismo tan arraigado en nuestra sociedad muchas veces intenta frenar ese poder sobre sí mismas que se busca devolver a las mujeres.
Uno de los objetivos más grandes del libro es lograr que el mensaje llegue a la mayor cantidad de mujeres, especialmente a las mamás, por el impacto en cadena que generaría. Si logro devolver el autoestima a una mamá y la animo a retomar el control de su vida e incluso a decir ‘basta’ a cualquier abuso -provenga de pareja, familia o trabajo-, sus niños van a crecer con ese
ejemplo de empoderamiento. Las mujercitas van a aprender a poner límites y los varoncitos, a respetarlos. Esa nueva generación será la que finalmente
comenzará a consolidar los cambios que necesita nuestra sociedad en torno al respeto a la mujer.

_Tu propósito se va cumpliendo, qué te provoca haber estado entre los libros más leídos en el país?
Mucho agradecimiento y humildad. Saber que tantas personas confiaron en mí, compraron mi libro y aplicaron los consejos que comparto en él, hace que mi corazón se regocije y mi compromiso con el empoderamiento de las
mujeres se fortalezca.

_¿Cuál fue la decisión más difícil que tomaste, haciendo valer el amor propio?
En el libro comparto todas las decisiones difíciles que debí tomar en diferentes períodos. En el último capítulo hablo precisamente de la más difícil.

_¿Y cuál fue la recompensa?
Mi felicidad, el crecimiento personal y profesional, y, sobre todo, la oportunidad de conocer el verdadero amor. Una vez logré liberarme de todas las limitaciones que me imponía para no ‘decepcionar’ a los demás y estar a la altura de sus expectativas, finalmente pude conocerme, aceptarme, respetarme y abrazarme con todos mis defectos y sueños. Llegar a ese nivel de equilibrio y paz interior me permitió coincidir con la persona perfecta para mí; uno atrae lo que es, entonces primero debemos convertirnos en la persona que quisiéramos tener en nuestra vida.

_¿Cómo te sentís en esta etapa de tu vida?
Me siento plena. Sé quién soy y reconozco todo lo que puedo llegar a ser. Estoy consciente de lo que valgo, de lo que aporto y de lo que merezco. Ahora confío en mí y en la capacidad que adquirí para sacar cosas positivas hasta de las peores situaciones.

_Hace poco te despediste de alguien muy especial en las redes, ¿cómo estás, hoy?
Con el corazón roto por haberlo perdido tan pronto, pero llena de agradecimiento por haberlo conocido y disfrutado de su amor tan perfecto y sublime por dos años y medio. Pese a los duros momentos que pasó a consecuencia de la enfermedad que lo aquejaba, siempre estuvo para mí,
apoyándome y animándome a seguir adelante, ayudándome en lo que podía y aplaudiendo en cada meta. Me sumó muchísimo en todos los aspectos de mi vida. Si bien nos quedaron cientos de sueños sin cumplir, fue la relación más maravillosa que he tenido.

_Es admirable tu fuerza; verte animando y alentando a otros a no dejarse vencer por el dolor, mientras lo vivís…
Se llama resiliencia y es la clave para lograr la paz y la tranquilidad que todos buscamos en esta vida. Comprender que nada es permanente, que todo es pasajero, nos ahorra muchas frustraciones y sufrimiento. “No duele el cambio, lo que duele es resistirse a él”, dice una de mis frases favoritas. Si bien lloré su partida, agradecí que hoy esté en un mejor lugar: sin sueros,
dolores ni comida de hospital. 

Me ayuda mucho a manejar la tristeza de su ausencia, saber que ahora está libre de todo sufrimiento en el cielo, disfrutando del abrazo de su mamá que tanto extrañaba. Sentirnos bien o mal por algo que escapa de nuestro
control es una decisión que tomamos nosotros. Yo he decidido, obviamente después de desahogarme, enfocarme en todo lo bonito que vivimos juntos, en vez de en todo aquello que nos faltó por vivir. Claro, hay días que cuestan un poco más que otros, pero comprendo que es una realidad que no podré cambiar por mucho que ruegue o llore. Así que, en vez de gastar mi energía en frustrarme, he decidido honrar su memoria y su amor, convirtiéndome en la mujer que él siempre confió que podía llegar a ser. Entonces, ahí vamos.

_¿Con qué soñás ahora?
Sueño con poder seguir viviendo en equilibrio, con paz y felicidad en mi corazón, disfrutando el presente mientras me preparo para el futuro. Espero seguir creciendo en todos los aspectos de mi vida, conociendo personas y lugares que estén en mi misma sintonía.

Y, como mamá, espero poder heredar esa forma de encarar la vida a mis hijos. 

_¿Contarás tus últimas experiencias en otro libro?
Ahora estoy trabajando en el segundo libro relacionado a la gestión de emociones y, dados los últimos acontecimientos en mi vida, puede que escriba otro, pero ya no de autoayuda, sino una novela.

El Deber

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *