Lunes, Mayo 20
Shadow

Los católicos conservan las palmas benditas en señal de la fe en Cristo

Hoy inicia la Semana Santa. En muchos hogares las palmas que se bendicen en Domingo de Ramos sirven como escudo protector para los malos espíritus. Las conservan con un fin curativo o como un símbolo de fe de reconocer a Cristo como salvador.

La gente participa de las procesiones donde se recuerda la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, cuando fue aclamado por una multitud que portaba palmas y ramos de olivo. Después de las misas, los fieles se llevan los ramos a sus hogares para que sirvan de protección contra la maldad y también los usan para poner la señal de la cruz a los niños que tienen susto. Algunos acostumbran a colocarlas detrás de la puerta principal y otros en un lugar especial dedicado a la oración.

Precisamente la ceniza que se impone en la celebración de Miércoles de Ceniza se obtiene de la quema de restos de las palmas bendecidas el Domingo de Ramos del año anterior.
Shirley Paniagua, que participa de las celebraciones, recuerda que los ramos son bendecidos antes de comenzar la celebración y que representan la aceptación de Jesús como salvador en su entrada triunfal a Jerusalén. Por eso, tiene un ramo en forma de cruz colgado en la pared de su sala a fin de recibir las bendiciones para los suyos. 

Otras familias guardan las palmas como símbolo de protección, como es el caso de Brenda Suárez, que todos los años acude a la misa de Domingo de Ramos para hacer bendecir un ramo. “Espantan los malos espíritus y sirven como protección”, señala.
Hay quienes también usan las palmas para los sahumerios, sobre todo en el campo para curar a los niños con susto.
“Se reza y se le hace una cruz en la frente con la ceniza de la palma de Domingo de Ramos y los niños quedan curados”, dice Ana, que en varias ocasiones ha curado del susto a sus nietos. 

Como testimonio de fe
Las palmas se conservan, ante todo, como un testimonio de la fe en Cristo y en su victoria pascual, señala la Iglesia.
En la celebración de este domingo, en muchas viviendas las familias suelen colgar algunos de estos ramos en diferentes lugares de sus hogares, en señal de recibir las bendiciones para sus casas y familias.

En las puertas de los templos se venden las palmas tejidas en forma de cruz y diferentes formas de ramos. Hay familia que se dedican a sacar palmas y tejerlas para que estén listas para la celebración de este domingo.
El papa Francisco recuerda que la cruz de Cristo es el símbolo de esperanza que no decepciona y dice que ni siquiera una lágrima, un lamento se pierden en el plan de salvación de Dios. 

El arzobispo de Santa Cruz, René Leigue invitó a todo el pueblo a vivir la Semana Santa con intensidad, la cual iniciamos este Domingo de Ramos, donde celebramos la gran entrada triunfal de Jesús a Jerusalén. También el prelado hizo hincapié en el martes Santo, el cual iniciará en la mañana con el retiro sacerdotal y por la noche la celebración de la Misa Crismal, en la cual todo el clero renovará sus promesas sacerdotales.

Aumenta la venta de pescado
En los centros de abastecimiento Los Bosques, Florida y otros aumenta la oferta y venta de pescado debido a la alta demanda del producto por Semana Santa.
Los piscicultores también se preparan para abastecer al mercado local, como ocurre con la empresa Pacusito, que ha empezado a distribuir pescados que producen en sus criaderos, por Okinawa.

EL DEBER

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *