Lunes, Mayo 20
Shadow

San Roque: la impresionante fiesta tarijeña que reúne tradición y devoción

Durante la fiesta de San Roque, las procesiones recorren toda la capital tarijeña. Cientos de devotos, de todas las clases sociales, salen de sus casas hacia los distintos templos religiosos. La fiesta grande de la Andalucía boliviana está de aniversario este 16 de agosto y se prolonga hasta la segunda semana de septiembre, mes en el que cierra con una impresionante procesión.

Las actividades previas para el ritual comenzaron ayer, con una misa de entronización y el inicio de la primera novena de San Roque. Una serie de procesiones religiosas, festivales de música, bailes, competiciones y fuegos artificiales en honor al patrono de los tarijeños complementan el cronograma, que es ampliamente celebrado por los devotos o promesantes, como son denominados los que participan activamente de los actos.

La celebración popular nació en un barrio que lleva el nombre del santo y, en principio, solo la festejaban las minorías. “Esta fiesta es símbolo de resistencia y lucha. Las personas se comprometieron para que esta celebración continúe y deje de ser una fiesta de barrio”, explicó el historiador Daniel Vacaflores.

La fiesta del departamento tiene una característica especial: prohíbe el consumo de bebidas alcohólicas. “A partir de 1960, el padre Bartolomé Atardd ordenó la eliminación de las chicherías y desde entonces se celebra sin bebidas alcohólicas”, comentó el historiador.


Roscas y empanadas blanqueadasRoscas y empanadas blanqueadas

Los fieles recorren las calles principales de Tarija visitando la catedral, así como iglesias y otros lugares de devoción, manifestando su fe con plegarias, cánticos, músicas y bailes. Uno de los actores principales son los chunchos, que vestidos con máscaras e indumentarias vistosas acuden a esos cortejos religiosos y, junto a los alféreces, camacheñeros y cañeros, interpretan músicas y bailes. “Los vecinos, en sus casas, esperan con comida y bebidas a los promesantes”, cuenta Vacaflores.

El historiador ahondó sobre el origen de la celebración y explica que había dos santos: San Roque del pueblo y San Bernardo de la gente de la plaza y la élite. Con la creación de la parroquia de San Roque, se le dio más autonomía y San Bernardo dejó de celebrarse. Cabe aclarar que el departamento tarijeño nació el 4 de julio de 1574 con el nombre de Villa de San Bernardo de la Frontera de Tarija.

Vacaflores indicó que San Roque, la fiesta, recolectó los rastros de religiosidad popular que fueron eliminados de otras costumbres. “En Tarija los chunchos no han nacido en la fiesta de San Roque, sino en la fiesta de Guadalupe, que se celebraba en la catedral”, explicó.


Procesión a San RoqueProcesión a San Roque

De gran importancia

En 2021, la fiesta grande tarijeña fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. “La inclusión de San Roque en la lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad es un reconocimiento merecido de la profunda historia y el significado que esta festividad tiene para nuestra sociedad. Es un paso importante para preservar y proteger esta tradición invaluable”, expresó el secretario cultural tarijeño.

La autoridad estuvo en Santa Cruz hablando de la fiesta e invitó a todos a participar de la celebración, que combina elementos indígenas y religiosos.

Vía: EL DEBER

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *