Viernes, Junio 21
Shadow

Descubriendo la danza de los Antawaras: una expresión de nuestra identidad cultural

Por: Preste Mayor – Periódico Digital

En medio de un tiempo nuevo, donde convergen la naturaleza y la juventud citadina, emerge una danza que encarna la esencia misma de nuestra tierra: los Antawaras. Este baile, cuyo nombre proviene del aymara “antawara”, que significa celaje, nubecillas rosadas o rojas, nos sumerge en un viaje hacia nuestras raíces más profundas.

El origen de esta expresión artística se remonta al 7 de noviembre de 1974, de la mano del coreógrafo Fernando Gómez, director del ballet Katushia, en Oruro. Inspirado en los ágiles movimientos de los pastores altiplánicos, la danza de los Antawaras captura la gracia y la agilidad con la que estos pastores se desplazan junto a sus rebaños.

La coreografía de los Antawaras es una exhibición de vigor y elegancia. Bailada en parejas o en grupos, los danzantes se mueven al ritmo de un compás ágil y constante, saltando en perfecta armonía con la música. Cada movimiento es una celebración de la creatividad, con nuevos pasos y gestos que reflejan la vitalidad y la alegría de nuestra cultura.

La vestimenta de los Antawaras es una evocación de la historia y la tradición andina. Las mujeres visten blusas blancas de bayeta adornadas con colores vivos, polleras cortas y sombreros de ovejón. Por su parte, los hombres llevan ponchos y sombreros blancos, pantalones y camisas de bayeta, resaltando la sencillez y la autenticidad de nuestras raíces.

En definitiva, la danza de los Antawaras es mucho más que un baile; es un homenaje a nuestra identidad cultural, un recordatorio de nuestras raíces y tradiciones. En cada paso, en cada gesto, se manifiesta la riqueza y la diversidad de nuestra tierra, invitándonos a celebrar y preservar nuestra herencia cultural para las generaciones venideras.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *