Sábado, Mayo 18
Shadow

Eddy Beltrán Conde fue un músico con mucho valor e imaginación

Eddy Beltrán Conde fue uno de los pilares fundamentales de Awatiñas. Además de músico instrumentista, “era un arreglista con mucho valor e imaginación y tenía mucho amor y pasión dentro el grupo”, afirma Mario Conde, fundador y líder de los Awatiñas, conocidos también como “Los guardianes aymaras”.

El artista paceño falleció el pasado 11 de abril, tras un delicado estado de salud que no pudo revertir, y a dos semanas de su llorado fallecimiento, hoy queremos recordarlo y rendirle un merecido homenaje póstumo.

Eddy Beltrán Conde nació en La Paz el 23 de Julio de 1968. Estudiante del Colegio Villamil, desde muy joven se inclinó hacia la música y a sus 16 años se fue a Europa, integrando el grupo Awatiñas.

A lo largo de su vida recorrió diferentes continentes con la música nacional, representando a Bolivia en los mejores festivales de Europa y el mundo, aportando con su trabajo y esfuerzo a diferentes trabajos sociales que realizó junto al grupo Awatiñas, como arreglo de calles, arreglo y construcción de colegios, trayendo más de tres toneladas de medicamentos y desparasitación a más de un millón y medio de niños en toda Bolivia.

En los últimos años, Eddy dedicó su música a Dios, llegando a conformar un grupo cristiano denominado Vencedor, donde pasó la última etapa de su vida. Fue, sin duda, un ejemplo de solidaridad e ícono de la música boliviana.

Mario Conde lo describe así: “Eddy era una persona muy alegre, activa, solidaria y siempre estaba dispuesto a ayudar. Por otro lado, era una persona muy comprometida con la cultura y la música de Bolivia”.

“Se puede decir que Eddy nació para ser músico y tenía la facilidad de tocar muchísimos instrumentos, como el charango, la guitarra, la percusión, la quena, el quenacho y las  zampoñas, ni qué decir. De igual manera, es importante recalcar que él llevaba la primera voz en algunos temas. En realidad, Eddy era un músico completo en el grupo Awatiñas, fue uno de los pilares, prácticamente logró ser un gran profesor, sobre todo al interpretar los instrumentos. Le daba un gusto inexplicable. Si bien creaba música, también era un arreglista con mucho valor e imaginación y tenía mucho amor y pasión dentro el grupo”, resalta Conde.

El líder de Awatiñas dice que siempre recordarán a Eddy “como un gran maestro, con un gran e inigualable valor en la música nacional de Bolivia. Eddy está y estará siempre presente en cada tema musical de los Awatiñas”.

Eddy Beltrán, su hijo, también ponderó las cualidades humanas de Eddy Beltrán Conde.

“Siempre fue un gran padre y un excelente músico. A pesar de que la mayoría de las veces viajaba por seis meses a Europa, siempre nos hacía sentir el cariño desde donde esté”, evocó.

Cuando le consultamos ¿cuál fue el mayor aporte musical de Eddy Beltrán a los Awatiñas?, su hijo respondió: “Mi padre entregó su vida entera al grupo Awatiñas desde muy joven. Y para mí como hijo ese fue el mayor aporte, haber entregado más de 30 años al grupo Awatiñas”.

Eddy recuerda que, para su papá, “la zampoña lo era todo”.

“Así como la quena, el quenacho. Y puedo decir que se fue haciendo lo que más le gustaba hacer, que era tocar su zampoña”, contó.

“La resonancia… el cariño con el que tocaba el quenacho era único”, agregó.

“Recordaremos a mi padre con mucha alegría… y siempre teniendo en cuenta que hizo mucho por el folclore boliviano estando en Bolivia o fuera del país. Eddy Beltrán dejó un legado que debemos seguir, así como él lo hizo por muchos años… y si la vida nos permite muchos años más que mi padre logró hacer”, concluyó.

SENTIDAS PALABRAS

* En el mundo de la música, existen artistas que dejan una huella imborrable en nuestra memoria y en nuestros corazones. Su talento, su pasión y su legado perduran a pesar de que ya no estén físicamente entre nosotros. Hoy quiero recordar a este gran músico y en particular a Eddy Beltrán Conde, integrante del Grupo Los Awatiñas, que partió al más allá. Su calidad interpretativa en los vientos andinos es difícil que la superen. Hoy Bolivia y las zampoñas están de luto, pues su máximo exponente ya nos está más entre nosotros. Pero sus canciones y legado continuarán vivas en nuestra memoria colectiva. Jallalla.

* Desde hoy se escucharán melodías de Los Andes en el cielo. A un gran hombre, a un gran mentor, hay que recordarlo con amor… Que descanse en paz nuestro querido «tío» Eddy Beltrán Conde, maestro del viento, Los Awatiñas Bolivia son grandes, los queremos mucho.

* Eddy fue un gran maestro de la música boliviana… siempre estará presente en nuestros corazones.

* Triste adiós a nuestro querido Eddy Beltrán Conde. Lo extrañaremos. Desde el Ecuador reciban nuestro abrazo solidario por la partida tan temprana de nuestro Jilata.

* Eddy Beltran Conde te recordaremos por siempre, dejaste bellos recuerdos.

* Que bendición fue saber que Eddy Beltrán Conde entregó su vida a Jesús e incluso compuso y grabó una alabanza para él. Ahora goza de la presencia de Dios.

* Vuela alto maestro y amigo. Gracias por tus palabras sabias, el tiempo y dedicación en tus enseñanzas. Mis respetos infinitos.

Via: EL DIARIO

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *