Viernes, Junio 21
Shadow

Nuevos avistamientos del Gato Andino en Apolobamba: Un fascinante vínculo entre la naturaleza y la espiritualidad en Los Andes

Los nuevos registros de avistamientos del esquivo Gato Andino, en el Área Natural de Manejo Integrado Nacional (ANMIN) Apolobamba, ha dejado maravillada a la comunidad científica y agregan un fascinante capítulo a la conexión entre este enigmático felino y el entorno sagrado de las alturas andinas.

Los avistamientos del Gato Andino (Leopardus jacobita), también conocido como gato montés andino y/o Titi Misi, a nivel local, siempre han sido un enigma cautivador para biólogos y amantes de la naturaleza. Sin embargo, los más recientes registros en Apolobamba han acentuado aún más la singularidad de esta especie, renombrada por su habilidad para habitar en entornos montañosos y altitudes extremas de Los Andes, su presencia adquiere un aire místico cuando se vincula con el entorno de las montañas sagradas.

Johan Rechberger, biólogo y parte del equipo de Teko Kavi, compartió su emocionante encuentro: “El momento en que lo vimos, estábamos colocando trampas-cámaras en varios lugares. Caminábamos junto al equipo de Teko Kavi y Humberto Llanos (guardaparque), sentí que alguien nos observaba. Miré hacia la cima de la montaña y pude observar, a través de mis binoculares, su silueta, sus orejas y su color plomo. No podía creer porque recién era nuestro segundo día en el lugar”.

Los avistamientos, ocurridos en julio pasado, tuvieron lugar en la “Cabecera de valle – Cuenca del nevado Qallapusa” – Marka Cololo Copacabana Antaquilla.

Rechberger describe el fascinante encuentro como “El Gato Andino o mensajero de los Achachilas nos observaba sentado. Saqué la cámara y tomé una foto, luego se fue de manera tranquila. No hay que distraerlo, debe seguir su camino. Luego subimos al lugar y encontramos el cuerpo de una Vizcacha, lo que indicó que el felino estaba alimentándose”.

En esta búsqueda, se han colocado 40 cámaras trampa en las Sullka Markas Agua Blanca, Antaquilla, Puyo Puyo y Cololo, con el constante respaldo del personal Guardaparque del ANMI Apolobamba.

La comunidad local ha expresado un profundo interés y respeto por estos avistamientos, ya que se conectan con tradiciones arraigadas de generación en generación. La sinergia entre la ciencia y la espiritualidad en este contexto ha generado un diálogo apasionante entre los habitantes locales, científicos y defensores de la cultura indígena.

El proyecto “Conservación del Gato Andino en Apolobamba” surge como una respuesta apremiante para preservar al Leopardus Jacobita a nivel global y nacional. Esta iniciativa se alinea con las prioridades de conservación e investigación establecidas en colaboración con ANMI Apolobamba, el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (SERNAP), Fundación Teko Kavi y ha sido respaldada por el Fondo de Alianzas para los Ecosistemas Críticos (CEPF) y Conservación de Ecosistemas Andino-Amazónicos (ACEAA), cuya participación financiera fue un pilar fundamental, que demostró un compromiso sólido con la salvaguardia de esta especie única.

Teko Kavi colabora estrechamente con las comunidades locales para capacitarlas para su protección y recopilar información adicional sobre estos avistamientos y comprender mejor el papel potencial del Gato Andino en el contexto local y las creencias tradicionales de Apolobamba.

En muchas comunidades andinas, el Gato Andino es considerado un animal sagrado y místico, se cree que tiene un papel de mensajero entre el mundo terrenal y el espiritual, su presencia puede estar vinculada a las creencias en deidades o espíritus de las montañas (Achachilas).

Esto crea una conexión profunda entre la naturaleza y la espiritualidad en estas comunidades, así como una parte vital de la biodiversidad y el patrimonio cultural de la región. Su conservación no solo es esencial para la salud de los ecosistemas, sino también para mantener vivas las tradiciones y la relación única que las comunidades tienen con su entorno.

El Gato Andino se encuentra en el Libro Rojo de Vertebrados de Bolivia catalogado “En Peligro Crítico” y por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como “En Peligro”; es considerado el animal silvestre más amenazado de América y figura entre los cinco felinos más amenazados en el mundo.

Rdc/Afbs

Vía: ABI

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *