Lunes, Mayo 20
Shadow

Todos Santos Gallos, quirquinchos, cholitas… no hay límites en el arte de los dulces

La familia Garnica ha ofrecido a la población cochabambina y boliviana los tradicionales dulces para el típico “mast’aku” por más de un siglo, durante cuatro generaciones. Hoy, lo que la distingue de este mercado es la peculiaridad de sus diseños personalizados.

real, cholitas en su wallunk’a, quirquinchos y hasta un Cristo de la Concordia de más de un metro de altura son algunos de los modelos hechos en dulce que destacan en los últimos pedidos que tuvieron. Anteriormente realizaron personajes famosos y hasta escudos de clubes de fútbol, todos trabajados con minuciosidad en los detalles pero con mucha soltura, dada la experiencia de quienes los fabrican.

“Las almitas necesitan dulce en su mesa y las canastas son para que se lleven lo que se le pone en la mesa”, indica Larry Garnica, hermano del medio de la última generación que también se aboca a este arte de la confitería.

 Señala que muchos creen que es fácil; sin embargo, no toman en cuenta el trabajo ágil y moroso que implica trabajar con el caramelo caliente. 

La dulcería de la familia Garnica se encuentra junto a su funeraria, relacionando así su negocio para funcionar todo el año. Está ubicada frente al Cementerio General de Cochabamba.

Via: Los TIEMPOS

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *