Sábado, Mayo 18
Shadow

Conozca la historia detrás de la inscripción de Ch’utillos en la lista del patrimonio mundial

La festividad de Ch`utillos ya está inscrita en la lista del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco. El logro es importante, porque incidirá en su promoción internacional, y dejó en el camino a otras postulantes, como la de Urkupiña, así que, como es de suponer, tiene una historia por detrás, que la resumimos aquí.

HISTÓRICO

Ch’utillos fue incorporado en la lista de la Unesco prácticamente sin discusión. El comité del patrimonio mundial citó al Estado interesado, Bolivia, para dar a conocer su decisión sobre esa y otras postulaciones del continente, entre las que también estaba la festividad de Urkupiña, para el 6 de diciembre. En el caso de las otras postulaciones, se asignó 20 minutos para la exposición de motivos, mientras que para Ch’utillos se programó solo tres minutos, destinados a los agradecimientos del representante del país postulante. Esa fue la señal clara de que la postulación había sido aceptada.

Dos razones fueron determinantes para aceptar la postulación: el argumento histórico y el correcto llenado del formulario de la Unesco. En ambos trabajaron miembros de la Sociedad de Investigación Histórica de Potosí (SIHP).    

MILENARIO

Esencialmente, Ch’utillos es un hecho cultural cuyo origen se remonta al periodo preincaico. Los investigadores que formaron la SIHP en 2018 desarrollaron trabajos investigativos durante años y estos fueron incorporados en “El gran libro de Ch’utillos” que la Alcaldía de Potosí imprimió, agotó y tuvo que reimprimir.

En esa publicación figuran trabajos de Juan José Toro Montoya, Marco Antonio Flores Peca, José Luis Pérez Coro, Mario Lucky Caro Martínez, Daniel Oropeza Alba, Heinz Antonio Basagoitia Acuña, Shirley María Cruz Quispe, Ivert Elvis Fuertes Callapino y Oswaldo Nina Cruz.

El libro demuestra, de manera científica, que el hecho cultural conocido como Ch’utillo tuvo su origen en un culto ancestral que se desarrollaba en la quebrada de Mullu Punqu, que hoy se conoce como “la cueva del diablo”. Ese culto era desarrollado por la cultura qaraqara que habitó Potosí antes de la expansión incaica, así que su antigüedad podría ser, incluso, milenaria.

En tiempos coloniales, los jesuitas reemplazaron ese culto por el de San Bartolomé.

FORMULARIO

Cuando se constituyó el comité impulsor para la postulación de Ch’utillos, la SIHP fue una de las más de cien instituciones convocadas, pero la que más trabajó, pese a que es una organización privada. La mayoría de limitó a figurar en la lista.

El llenado del formulario ICH 02 y la elaboración de los inventarios fue un trabajo técnico en el que, entre otros, participaron Daniel Oropeza Alba, Marco Antonio Flores Peca, Ivert Elvis Fuertes Callapino y Sheila Beltrán López.

Eventualmente, Oropeza y Beltrán llegaron a ser funcionarios municipales mientras que Fuertes llegó al comité como personal de la Gobernación. Solo Flores Peca trabajó sin el incentivo de un sueldo.

Los documentos debieron traducirse a los idiomas oficiales de la Unesco y ese trabajo también lo hicieron miembros de la SIHP.

Pese a todo esto, la SIHP ni siquiera fue mencionada en los actos oficiales en los que brillaron el gobernador, la alcaldesa y el presidente de la Asociación de Fraternidades Folklóricas y Autóctonas de Potosí (Affap).

“CONTRABANDO”

El documento de postulación contiene un error de fondo y nada menos que en el título: se incorporó el nombre de San Ignacio de Loyola que, según observó oficialmente la SIHP, no está directamente relacionado con la festividad.

Según explicó el presidente de la Affap, Santiago Cruz, el nombre de San Ignacio de Loyola fue incorporado a pedido de los habitantes de San Antonio, que son devotos del santo, y como consecuencia de que su nombre apareció cuando se hacía los inventarios.

La SIHP ha determinado que San Ignacio de Loyola es una incorporación tardía, de la primera parte del siglo XX, y apareció en el santuario de La Puerta por influencia de los jesuitas, así que solicitó oficialmente al comité que se lo retire del nombre del documento de postulación. Cruz dijo que esto se hará al momento de revisar ese documento para correcciones posteriores a la aceptación de la Unesco.

Via: El Potosí

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *