Domingo, Abril 21
Shadow

El Papirri presenta su espectáculo “Sigo Cantando” el 18 y 19 de agosto

“Sigo cantando”, así titula el espectáculo íntimo que presentará el experimentado cantautor paceño en el Café Cultural Efímera. “Es un lugar ideal para cantar mis canciones más sensibles… Hace un año teníamos que hacer este concierto, pero tenía la espalda en llagas”, mencionó Manuel Monroy Chazarreta.

Manuel Monroy Chazarreta, El Papirri, por fin podrá cantar y tocar en el Café Cultural Efímera de La Paz el 18 y 19 de agosto, a horas 20:00. “Sigo cantando”, así titula el espectáculo íntimo que presentará el experimentado cantautor paceño en este café cultural ubicado en la zona de Sopocachi, final Sánchez Lima N° 2667.

“Es un lugar ideal para cantar mis canciones más sensibles, que no se las puede cantar en espacios grandes. Hace un año teníamos que hacer este concierto, pero tenía la espalda en llagas. Es mejor no recordar.  No conozco personalmente al amigo de Efímera, pero es una gran persona porque me apoyó en esos tiempos difíciles. Serán dos noches hermosas en mi barrio Sopocachi. Familia musical paceña: ¡los esperamos !!”, mencionó el Papirri.

El experimentado músico, compositor y artesano de la palabra, autor de canciones icónicas como “Metafísica popular” y “Alasita”, contó en voz propia cómo nació la inquietud de tocar en Efímera y todo el vía crucis que pasó para que finalmente se concreten sus esperados conciertos en ese espacio cultural.

“Alguna vez había visto, en años pasados, que colegas cantautores tocaban en este Café Cultural Efímera. Me recordó a los inicios de mis canciones, cuando empecé a cantar en el Café, Arte y Cultura, que dirigía mi amigo Wascar Cajías, “El Waki”, un tipo interesante porque aparte de los proyectos que tenía a nivel social, sociológico, político, nos daba espacio ahí. Esto queda por Don Bosco, en El Prado y le daba el realce a los conciertos que dábamos en los primeros recitales, allá por el año 85, 86. Era toda una ilusión tocar en el Café Arte y Cultura y presentar canciones… y que la gente, pues, conozca las canciones que empezaba a componer. Ahí me encontraba con Jesús Durán con el “Jechu”, me encontraba con Óscar García, Pablo Muñoz… Ese tipo de café pienso que es también el Café Efímera, porque muchos cantautores ahí han presentado sus canciones y la gente va a escuchar y todo eso”.

Hace un año yo decidí tocar en el Café Efímera para salir de un momento muy doloroso, que fue la enfermedad de mi esposa, un derrame cerebral, en abril. Mayo, junio, julio fue un trimestre tremendo para poder salvarle la vida, apoyarla… son recuerdos muy duros de hace un año, y dije voy a empezar otra vez en un café como Efímera. Realmente he empezado otra vez, porque estaba destruido de los nervios y de tristeza, y el joven del Café Efímera, que no conozco su nombre, me atendió muy amable y me dijo: Va a ser un gusto que toques acá, Papirri. Le pusimos fecha en agosto, hace un año y de pronto el 1, 2 de agosto empezó a brotarme una enfermedad en el pulmón derecho, que luego supe que era el Zoster. Es una cosa tremenda, porque el dolor era tremendo y, claro, era consecuencia de todo lo que había pasado. Yo creí que iba a poder tocar, pero fue empeorando. Entonces le dije al compañero de Efímera que me estaba pasando esto… y pospusimos esta tocada por un mes, y el Zoster continuó. Sin embargo, ellos habían mandado inclusive mis pasajes aéreos y querían que yo esté ahí, pero no pudo ser, imposible. Yo también mentalmente no estaba muy bien, ni espiritualmente y me quedó el Café Efímera brotando en mi corazón y por la amabilidad que tuvieron estos jóvenes de bancar un momento tan complicado. Como acto de reciprocidad, pues, ahora toco en el Café Efímera y como agradecimiento, además, porque me pareció una persona tan respetuosa, mira que ni sé el nombre de él. Ya había vendido él las entradas de 2 funciones y todo eso, pero se sabe que la gente no entiende que uno está, pues, mal, pero él entendió perfectamente y tuvimos que posponer, posponer y seguir posponiendo. Bueno, por esta razón entro ahora al Efímera, como gratitud y también porque queda en mi barrio, el Sopocachi, en La Paz, mi ciudad, que cada vez se ha tornado más fuerte para mí no volver a La Paz… Estoy más en Cochabamba por los problemas de salud de mi esposa y también porque yo ando con temas de la presión alta y eso. Así que va a ser lindo tocar en Sopocachi, tocar a cuadras de la plaza Abaroa, donde yo me he criado y tener un público que seguramente será muy especial. Voy a cantar canciones que no suelo cantar en escenarios grandes como los teatros. Estuve en el Teatro Achá y con un repertorio con 10 músicos y demás… pero ahora yo y mi guitarra, pues quiero cantar canciones que a veces no puedo cantar en los escenarios grandes y eso he estado pensando todavía en unos días más para afirmar (…)  La idea es esa, que sean canciones más bien que no puedo tocar muchas veces, por ejemplo “Te extraamo”, “Yo tengo demás” y estrenar la canción que le hice a mi querida amiga Isabelita Viscarra, “La Chabelita”, que es un valsecito que le compuse a Chabelita.

Espero que sean dos noches de alta sensibilidad y de encuentro con un público cercano al que, además, le gusta la canción de autor. Además, estoy calentando la cuestión porque en octubre ingresamos al Teatro Municipal, el 14 y 15 de octubre. Y, bueno, ahí pues en La Paz, también en mi ciudad y en el teatro más importante, yo creo que de Bolivia, el Teatro Municipal Alberto Saavedra Pérez, voy a volver a tocar con mis músicos paceños, pues estuve tocando con mis músicos cochabambinos y es un calentamiento, precalentamiento, para esto también. Así que, bueno, se invita a todos los que gustan de las canciones de autor a estos conciertos del viernes 18 y sábado 19 de agosto en Café Efímera”.

El Diario

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *