Sábado, Mayo 18
Shadow

Oruro cierra la fiesta con una copia en ‘miniatura’ de su Carnaval, el Corso Infantil

Danza, alegría y amor por la cultura se mostró este domingo en el Corso Infantil. Una copia en “miniatura” del Carnaval de Oruro que se celebra todos los años en Domingo de Tentación.

Los estamentos infantiles de varios conjuntos folklóricos que son parte del Carnaval y otros niños lucieron sus mejores creaciones, elaboradas por sus padres, participaron en la actividad que este 2024 tuvo su 78 versión.

Más de un centenar de niños comenzaron el recorrido en las calles Montesinos y Pagador hasta llegar a la calle Bolívar.

Desde allí, los participantes subieron hasta la calle la Plata y dieron la vuelta por la Plaza 10 de Febrero, donde concluyó el desfile folklórico.

El Corso Infantil refleja la riqueza cultural interpretada por los niños. Esta actividad, que comenzó un 23 de febrero de 1947, forma parte del Carnaval de Oruro.

Hace 78 años, un grupo de socios del Círculo Cultural y Social Ateniense, dirigido en ese entonces por Luis Lazo Quinteros, Héctor Estívariz y otros, vieron la necesidad de crear un espacio carnavalero propio de los niños.

Las creatividad de los padres de familia se vio en los disfraces de los menores de edad que participaron en el Corso Infantil.

CORSO INFANTIL

Con esta perspectiva, el Círculo Cultural y Social Ateniense, el 23 de febrero de 1947, decidió realizar el primer Corso Infantil denominado en ese entonces como el Carnaval Infantil. En esa primera versión participaron cerca de 400 niños disfrazados de diferentes personajes. Allí resaltaron la riqueza cultural con la representación de las 18 especialidades de danza del Carnaval de Oruro.

Más de un centenar de niños recorrieron calles y avenidas de Oruro en el Corso Infantil que este año se realizó en su 78 versión.

Un componente especial de la actividad es la elección de la reinita. Hasta la fecha, el Círculo Cultural y Social Ateniense distinguió con este nombramiento a 57 niñas que sin duda conservan gratos recuerdos de ese pasaje de su vida infantil.

Via: La Razón

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *