Jueves, Abril 25
Shadow

Sucre, entre las ciudades latinoamericanas recomendadas por la revista de National Geographic

Sucre es una de las tres ciudades latinoamericanas elegidas por National Geographic incluidas en la Lista del Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) como “lugares que debes visitar”. Las otras dos son Lima (Perú), y Colonia del Sacramento (Uruguay).

National Geographic seleccionó tres ciudades latinoamericanas incluidas en el listado de ciudades consideradas como Patrimonio del Mundo. Es decir, se trata de sitios reconocidos por ser un ejemplo destacado de un tipo de edificio, conjunto arquitectónico o tecnológico o paisaje que ilustra una etapa significativa de la historia de la humanidad. 

National Geographic destacó que “Sucre es un ejemplo bien conservado del mestizaje arquitectónico de América Latina conseguido por la integración de tradiciones locales y estilos importados de Europa”. 

La reseña de National Geographic

Sucre fue fundada por los españoles en la primera mitad del siglo XVI como Villa de la Plata de la Nueva Toledo. La ciudad fue rebautizada en honor a Antonio José de Sucre, un líder de la lucha por la Independencia de Bolivia, en 1839, cuando fue declarada primera capital del país.

La riqueza mineral de la cercana ciudad de Potosí influyó en el desarrollo económico de Sucre, lo cual contribuyó a que la ciudad se convirtiera en un importante centro cultural.

La ciudad boliviana cuenta con numerosas iglesias bien conservadas de esa época (por ejemplo las de San Lázaro o de San Francisco) que ilustran la mezcla de las tradiciones arquitectónicas locales con los estilos importados de Europa. Los edificios reflejan la mezcla de tradiciones arquitectónicas que incluyen los periodos renacentista, mudéjar, gótico, barroco y neoclásico, entre los siglos XVI y XIX.

Allí también se localiza la Casa de la Libertad, construida en 1621 como parte del Convento de los Jesuitas. El edificio se considera el monumento histórico más importante de Bolivia porque en ese lugar tuvieron lugar los acontecimientos que condujeron a la independencia del país.

De acuerdo con la Unesco, Sucre es un ejemplo bien conservado del mestizaje arquitectónico de América Latina conseguido por la integración de tradiciones locales y estilos importados de Europa. La ciudad es un testimonio de la importancia de la ciudad de la Plata como un importante centro político, económico y cultural durante el período colonial.

La declaración de estas tres ciudades latinoamericanas como Patrimonio Mundial es un reconocimiento a su valor histórico y cultural. Estas ciudades son un testimonio de la riqueza y diversidad de la historia de la región.

Las otras dos ciudades 

Centro Histórico de Lima (Perú)

Conocida como la “Ciudad de los Reyes”, Lima fue fundada en enero de 1535 y fue la capital política, administrativa, religiosa y económica del Virreinato del Perú y la ciudad más importante de los dominios españoles en Sudamérica.

Los monumentos históricos que forman parte del sitio patrimonial (edificios religiosos o públicos como el palacio de Torre Tagle) datan de los siglos XVII y XVIII y son ejemplos típicos del barroco hispanoamericano.

De acuerdo con la Unesco, este Centro Histórico peruano “representa una destacada expresión de un proceso cultural regional, que preserva sus valores arquitectónicos, tecnológicos, tipológicos, estéticos, históricos y urbanos adaptados en términos de disponibilidad de materiales, clima, terremotos y requerimientos de la sociedad”.

Barrio histórico de Colonia del Sacramento (Uruguay)

El lugar fue fundado por los portugueses en 1680 a orillas del Río de la Plata. “Su paisaje urbano bien conservado, solemne e íntimo a la vez, constituye un ejemplo de fusión lograda entre el estilo arquitectónico portugués, el español y el postcolonial”.

Según el organismo internacional, el casco histórico de Colonia es el único ejemplo de plan urbanístico que no se ajusta a la rígida cuadrícula en damero (zona urbanizada constituida por cuadros o rectángulos) impuesta por España. En su lugar, esta ciudad tiene un plano libre adaptado a las características topográficas del lugar, aunque fuertemente influido por su función militar.

Vía: Correo del Sur

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *