Sábado, Mayo 18
Shadow

Desde su puesto de comida, Estela invita a conocer Tarija

“Aquí vendemos lo típico de Tarija, empezando por el saice”, anuncia risueña Estela Tórrez, mostrando las ofertas de su puesto en el comedor del Mercado Central de la capital tarijeña, donde es reconocida como una de las cocineras más amables.

A su vocación de guía turística, le cayó como anillo al dedo la capacitación del Programa Mercados Turísticos promovido por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y Fundación Coca-Cola, con el objetivo de reactivar el turismo en el país después de la pandemia. Estela fue una de 1.327 personas de siete mercados populares con vocación turística en Bolivia.

“Me siento feliz cuando llegan de otros lugares a conocer Tarija, soy muy querendona de mi ciudad y deseo que las personas que llegan se lleven una buena impresión”, comenta.

Estela manifiesta su orgullo por las capacitaciones que ha recibido y le han permitido mejorar su desempeño en su negocio. Ahora no tiene dificultad en el manejo de herramientas en técnicas de venta, el empleo eficaz de las redes sociales y el uso de QR para recibir y hacer pagos en su puesto de venta.

Una de sus estrategias más exitosas es dar una atención personalizada. Cuando un plato específico no está en oferta, da la posibilidad de ir a comprar los ingredientes y prepararlos a gusto. En su puesto de venta no falta la arvejada y la ranga; sin embargo, con el tiempo amplió su menú y vende milanesa, lomito, chicharrón, picante de lengua y pique macho, entre otros.

Numerosos visitantes llegan al comedor en busca de los mejores platos, y cuando es Estela quien los recibe, con una sonrisa les ofrece acompañarlos a un recorrido mientras les habla sobre las costumbres tarijeñas y la historia del mercado.

Los visitantes del mercado de Tarija podrán encontrar el puesto de la señora Estela en el segundo piso. Allí espera a los clientes lista para atenderlos, entre las siete de la mañana y las cuatro de la tarde. Lo que ella no cuenta, pero lo hace con amor y vocación es que, para tener todo listo, su jornada de trabajo comienza a las tres de la mañana.

Via: El País

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *