Sábado, Mayo 18
Shadow

Turismo en Colcapirhua: naturaleza, gastronomía e historia

El pasado lunes, el municipio de Colcapirhua celebró su 39º aniversario. Este municipio ofrece opciones a todos los amantes del turismo y la historia. Con una rica oferta de lugares de interés y actividades, este pintoresco espacio se erige como un destino emergente que promete una experiencia única para sus visitantes.

Museo Hernán Cámara

Uno de los puntos destacados de la región es el Museo Hernán Cámara, un tesoro cultural ubicado al norte de la plaza principal de Colcapirhua.Los visitantes pueden sumergirse en una fascinante colección de piezas arqueológicas, restos fósiles, artículos militares y reliquias coloniales, que dan testimonio de la rica historia y diversidad cultural de la zona.

Historia

Pero la historia no solo se encuentra en los objetos exhibidos en el museo, sino también en los propios rincones del municipio. La casa del caudillo Alejo Calatayud, líder indígena y símbolo de resistencia, es un lugar de visita obligada para aquellos interesados en conocer la lucha y el legado de este valiente platero que desafió la injusticia y la opresión.

Laguna de Patos

Para los amantes de la naturaleza, la Laguna de Patos ofrece un espectáculo único de aves acuáticas y atardeceres pintorescos. Situada a solo un kilómetro al sur de las instalaciones de la Universidad Privada Boliviana, esta laguna natural es un refugio tranquilo donde los observadores de aves pueden disfrutar de la belleza del entorno natural.

Granja Escuela Jamuy

Para aquellos que buscan una experiencia más interactiva, la Granja Escuela Jamuy es el lugar perfecto. Los visitantes pueden aprender sobre la vida en el campo y participar en actividades prácticas, como alimentar a los animales y explorar los cultivos locales.

Peñas, restaurantes y balnearios

Por supuesto, no se puede hablar de Colcapirhua sin mencionar su exquisita gastronomía y animada vida nocturna. Los restaurantes y peñas del municipio ofrecen una amplia variedad de platos típicos, desde el tradicional charque, el chicharrón, escabeche y enrollado hasta delicias con base en el choclo, como jak’alawa y humintas. Y para refrescarse del cálido clima cochabambino, los balnearios locales son la opción ideal, con piscinas al aire libre, áreas verdes y parrilleros que prometen diversión para toda la familia.

Via: LOS TIEMPOS

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *