Sábado, Mayo 18
Shadow

Un beso de la Reina Cruceña despertó al travieso Pepino en el inicio del Carnaval Paceño

Cual si fuera un cuento de hadas, de esos que inspiran esperanzas y vida, la Reina del Carnaval Cruceño, Aitana Tufiño, subió al escenario, se arrodilló a centímetros del ataúd del Pepino que yacía dormido y le dio un beso para despertarlo, para que con brincos y piruetas vuelva a hacer de las suyas en el Carnaval Paceño.

El reloj marcaba las 12:48, una multitud se había congregado en torno al escenario montado para la ocasión sobre la calle Entre Ríos, detrás del Cementerio General. Un actor representó el papel de sacerdote y en medio de bromas, recibió a la soberana cruceña y le preguntó: ¿estás preparada para besar al Pepino y darle vida a este sinvergüenza? A lo que Aitana respondió que sí y después de tres amagues de darle el ansiado beso, la Reina del Carnaval de Santa Cruz acercó sus labios a los del Pepino y éste comenzó a mover brazos y piernas.

El Pepino, ni corto ni perezoso, se levantó, abrazó a Aitana Tufiño y después corrió en dirección del alcalde Iván Arias, a quien abrazó efusivamente en música de Ch’utas interpretada por la Banda Municipal Eduardo Caba.

De esta manera se daba inicio al Anata Carnaval Paceño 2024, en medio de mucha serpentina, baile, sol, alegría y espuma. Una vez despertado el Pepino, el burgomaestre descendió del escenario acompañado por Tufiño, la Cholita del Carnaval Paceño, Ángeles Ordoñez y otros personajes tradicionales el Ch’uta y la Chola.

‘’Es una fiesta de la integración’’, declaraba el alcalde Arias a pocos minutos de las 12:00, hora prevista para el inicio del acto del Desentierro del Pepino en el atrio del Cementerio General. La presencia de Aitana Tufiño le daba ese carácter, ya que la Reina Cruceña fue la encargada de despertar al Pepino e integrar a dos regiones carnavaleras como La Paz y Santa Cruz.

El acto se inició pasado el mediodía, con al menos siete viudas del travieso personaje que rodeaban el ataúd pidiendo a viva voz que se despierte. ‘’Despierta, despierta, todos te estamos esperando’’, decían repetidamente como un ruego para que el Pepino las escuche en medio de sollozos.

Luego de los pedidos que no fueron escuchados, el burgomaestre paceño junto a miembros de la Asociación de Comparsas del Carnaval Paceño, la Reina del Carnaval Cruceño y el secretario municipal de Culturas y Turismo, Rodney Miranda, iniciaron la procesión por la Av. Marianos Baptista con música fúnebre de fondo y el ataúd del Pepino cargado en andas.

En un primer tramo del descenso, el alcalde de los paceños golpeó el féretro para que el Pepino se despierte. La comitiva ingresó a la calle Linos Monasterios, la música cambió de ritmo, se empezó a escuchar la tradicional pieza ‘’Caquiaviñera’’, mientras la gente comenzó a bailar. Al llegar a la calle Entre Ríos, el Alcalde y los personajes del Anata Carnaval Paceño dieron paso al ataúd y se develó una máscara gigante del Pepino, como preámbulo de lo que después se vería: el despertar del travieso y feliz personaje.

Ya en el palco, el actor que hizo de sacerdote comenzó a animar al público, ‘’confesó’’ a un hombre que le dijo que se había soñado con el Pepino y recibió a Aitana Tufiño para que ejecute su misión: despertar al personaje principal del Anata Carnaval Paceño que por espacio de tres semanas alegrará las vidas de los habitantes de Chuquiago Marka.

Via: UrgenteBo

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *